Calle Nueva San Antón, 39 - 30009 Murcia

cerrar

Dirección postal:

UCOERM
Unión de Cooperativas de Enseñanza Región de Murcia

C/ Nueva San Antón, 39

30009 - Murcia

Teléfono: 968 275 200

Móvil: 608 34 34 07

Fax: 968 29 45 77

 

E-mail:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

coordenadas geográficas:

37.991604, -1.143352

+37° 59' 29.77", -1° 8' 36.07"

Listado noticias de nuestros centros

¡¡ MAMÁ QUIERO SER COOPERATIVISTA!!!

Escolares del colegio Sagrada Familia de Molina

 

Escolares del colegio Sagrada Familia de Molina crean la cooperativa Compañía Mi pequeño Mundo, que representará obras de teatro y danza.

Uno de los caminos más efectivos para iniciar a las personas en el mundo de la economía social es a través de las cooperativas escolares. La participación de los más pequeños en estas empresas ficticias, aunque muy reales, contribuye a que comiencen a tomar conciencia de la importancia del trabajo en común, la solidaridad, la participación democrática y el esfuerzo propio, unos principios que constituyen los pilares del movimiento cooperativo.

Así lo entiende Asunción Vicente, presidenta del colegio Sagrada Familia de Molina de Segura, que gracias al apoyo de Ucomur ha puesto en marcha la primera cooperativa escolar del centro, que ha sido bautizada con el nombre de Compañía Mi Pequeño Mundo.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Molina de Segura acogió el viernes 23 de marzo el acto de constitución formal de la cooperativa, desarrollada por 28 alumnos del primer curso de Educación Primaria del colegio Sagrada Familia, y que tiene el propósito de destinar el beneficio de su actividad económica, la representación de obras de teatro y danza, a fondos sociales.

El alcalde de la localidad, Eduardo Contreras, desempeñó el papel de notario y el presidente de Ucomur y Ucoerm, Juan Antonio Pedreño, el de director general de Trabajo, para certificar que todos los documentos presentados por los pequeños emprendedores eran válidos.